Preguntas frecuentes

La revisión preconizada por los fabricantes de vehículos es más que un cambio de aceite y filtro, se definen especificaciones de aceite, líquidos y recambios así como las inspecciones a realizar. En función del kilometraje y edad del vehículo, cada fabricante define un plan de mantenimiento donde se especifica las piezas a cambiar y / o revisar. En los talleres Motrio, disponemos de un programa informático especializado que nos permite conocer la revisión preconizada sea cual sea la marca, kilometraje y edad del coche. Siempre que se realicen este tipo de revisiones, respetando rigurosamente las especificaciones de las piezas, el vehículo no pierde la garantía.
Las reparaciones realizadas en los Talleres Motrio con piezas de marca Motrio, se benefician de una cobertura en garantía durante 1 año tanto de la pieza como de la Mano de Obra, en toda nuestra Red Europea de Talleres.

La garantía Legal de reparación es de 3 meses. Desde la Red de Talleres Motrio, convencidos de la profesionalidad, formación y calidad de nuestros talleres miembros y nuestras piezas, aportamos una garantía de 9 meses adicionales
La ley define este tipo de recambio como aquellos que tienen la misma calidad que los componentes utilizados para el montaje de un vehículo de motor, fabricados siguiendo las especificaciones y normas de producción establecidas por el fabricante del vehículo para la producción de componentes o recambios para el vehículo de motor en cuestión. Esto incluye los recambios fabricados en la misma línea de producción que estos componentes.

A menos que se demuestre lo contrario, se presumirá que los recambios son originales si el fabricante de los recambios certifica que cumplen los requisitos de calidad de los componentes utilizados para el montaje del vehículo en cuestión y se han fabricado con arreglo a las especificaciones y normas de producción del fabricante del vehículo.

Se pueden distinguir tres categorías dentro del recambio original:
  • Piezas de recambio fabricadas por el propio fabricante del vehículo: se denominan piezas originales del fabricante (por ejemplo, un pase de rueda fabricado y comercializado por Renault).
  • Piezas de recambio no fabricadas por el fabricante del vehículo, pero suministradas bajo su marca. Se denominan piezas originales del proveedor de equipos. Estas piezas son confeccionadas por proveedores de primeros equipos y se montan en la cadena de fabricación del vehículo y se comercializan con el embalaje de la marca del vehículo.
  • Piezas fabricadas por proveedores de primeros equipos no comercializadas por el fabricante del vehículo bajo su marca. Se denominan piezas originales de los fabricantes de piezas. Estos recambios se venden de forma independiente por su fabricante y con embalaje propio
Constituyen este grupo los recambios fabricados por empresas diferentes a las que suministran a los primeros equipos en el proceso de fabricación de los vehículos. Son recambios fabricados por cualquier empresa que pueda certificar en todo momento que los recambios en cuestión tiene una calidad igual o superior a los empleados en el montaje y fabricación del Vehículo. Este es el caso de la Pieza Motrio.
Reconstruir una pieza es volver a dotarla de su funcionalidad perdida por rotura o desgaste; en pocas palabras, es volver a fabricarla utilizando las partes útiles de la pieza vieja (casco) y sustituyendo los elementos rotos o sometidos a desgaste. Para utilizar el recambio reconstruido es preceptiva la conformidad, por escrito, del cliente y que el taller se responsabilice también por escrito de que tales conjuntos se hallan en buen estado y ofrecen suficiente garantía.

El recambio reconstruido puede tener diversas procedencias:
  • Reconstruido por los fabricantes.
  • Por los servicios autorizados por los fabricantes.
  • Por industrias especializadas, autorizadas expresamente por organismos competentes
Previa conformidad escrita del cliente, podrán utilizarse piezas usadas o no específicas del modelo de vehículo a reparar, siempre que el taller se responsabilice por escrito de que las piezas usadas se encuentran en buen estado o de que las piezas no específicas permiten una adaptación con garantía suficiente en el modelo de vehículo que se repara. El recambio usado no se puede utilizar en el caso de elementos activos o conjuntos de los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo.
La inspección técnica de vehículos es un control técnico obligatorio con una periodicidad establecida por ley. Gracias a la pre-itv, puedes ahorrar dinero y tiempo. Nuestros expertos te ayudarán a pasarla sin problemas.

Si tu vehículo pesa menos de 3,5 toneladas, debe revisarse a intervalos regulares:
  • La primera inspección técnica debe realizarse al transcurrir 4 años desde su matriculación.
  • Los siguientes controles se llevan a cabo cada 2 años.
  • En caso de transferencia de un vehículo de más de 4 años, el vendedor deberá presentar un justificante de la ITV pasada.

Son controlados desde la identificación del vehículo al acondicionamiento exterior, pasando por la carrocería, señalización, alumbrado, acondicionamiento interior, frenado, dirección, suspensión y funcionalidad del motor.

Las tres principales causas de inspección desfavorable son los frenos, el alumbrado y la señalización.

Si los defectos son leves se subsanan y no es necesario volver a pasar la ITV, si fueran graves si es necesario volver a pasarla y si son muy graves el vehículo queda inmovilizado y no puede moverse por sus propios medios, será necesaria una grúa para su traslado al taller.